jueves, 10 de septiembre de 2009

El enojo de la modelo Kate Moss La modelo top se sintió ofendida por el presentador, lo que dio pie a una seguidilla de escenas.


El enojo de la modelo Kate Moss La modelo top se sintió ofendida por el presentador, lo que dio pie a una seguidilla de escenas.


La modelo top británica Kate Moss se robó el show durante la entrega de premios de la revista GQ, pero no por su glamour o porque una vez más haya mostrado involuntariamente su ropa interior a las cámaras (cosa que sí hizo), sino porque se fue a los insultos debido a un chiste del presentador.



No contenta con llegar tarde e protagonizar una escena de baile del caño improvisada en una de las columnas del Opera House de Londres, el teatro donde se celebraba la entrega de premios, Moss se sintió ofendida por el comentario subido de tono del presentador, informó hoy el diario inglés Daily Mail.



Al parecer, Moss no le vio la gracia al comentario de James Nesbitt, por lo que decidió levantarse en medio del evento. Después de su salida digna de una diva, la modelo originó una serie de altercados tras bambalinas, como interrumpir una entrevista a la cantante pop Lilly Allen, quien recibió esa misma noche el premio a "La mujer del año".



Nesbitt tocó el nervio sensible de la modelo top cuando dijo: "Kate Moss todavía la tiene, o debería tenerlo, porque se la di antes de subir al escenario". Aunque no quedó en claro qué le dio, Moss entendió que no debía ser nada bueno y que ella no lo tenía, así que se fue al tiempo que protestaba: "es muy fu**ing maleducado. Nunca más voy a venir a estas fu**ing ceremonias".



Después de que dejó la sala de la entrega de premios, Moss pasó como una exhalación hacia los camarines, justo por donde la prensa le hacía una entrevista al rapero británico Dizzee Rascal. No contenta con captar la atención de los camarógrafos, la modelo volvió sobre sus pasos para hacer un pedido: "¿Alguien vio mi lápiz labial?"



Acto seguido, la modelo top de 35 años interrumpió la nota que estaba dando Allen, a quien ella misma le había entregado el premio a "La mujer del año" antes de irse de la ceremonia. De hecho, el comentario poco feliz del presentador fue justamente después de que las dos se retiraran del escenario.



Por cierto, antes de que alguien más se quedara sin entender el chiste, Nesbitt aclaró que le había dado a Moss su número de teléfono. Lástima que para cuando lo aclaró la modelo ya se estaba retirando junto a su novio, Jamie Hince, previo dejar su marca en el lugar: una foto donde se ve su ropa interior asomando por debajo de su mini - vestido.