martes, 2 de junio de 2009

Para estar atentos: tres símbolos que suelen utilizar los pedófilosCon distintos colgantes, los abusadores comunican si sus víctimas son niños, niñas


Para estar atentos: tres símbolos que suelen utilizar los pedófilosCon distintos colgantes, los abusadores comunican si sus víctimas son niños, niñas o si simplemente apoyan la pedofilia, la atracción sexual primaria que siente un adulto por los niños o adolescentes y que se mantiene en el tiempo.
Aunque parezca increíble, los abusadores de menores, lejos de sentirse avergonzados, toman su perturbación con orgullo y son tan capaces de defender sus acciones a través de la Web como de usar un colgante o un prendedor que los identifica.

Teniendo en cuenta que Unicef señala que sólo en América Latina 228 chicos por hora sufren abuso sexual -según publica la Revista Viva del domingo 31 de mayo en una investigación de ptaricia Edgar-, la posibilidad de identificar a los pedófilos es importantísima.

La paidofilia, más conocida como pedofilia- es una "parafilia" (un comportamiento sexual perturbado) que se da cuando un adulto siente una atracción sexual primaria por niños o adolescentes que permanece a lo largo del tiempo. Y aunque este término se refiere sólo a la tendencia sexual, suele usarse como sinónimo de pederasta, que se refiere a la práctica sexual entre un adulto y un menor. Para evitar confusiones, los especialistas prefieren hablar de "abuso sexual infantil" siempre que se trate de situaciones de erotismo con menores.

Para ser considerado pedófilo el individuo debe ser mayor de 16 años y tener al menos cinco años más que el niño. Pero identificarlos no es fácil, ya que suele tratarse de profesionales perfectamente adaptados -incluso casados- y los abusos, que en su mayoría suceden dentro del ambiente familiar, suelen ser ignorados o negados.

Por eso, es importante tener en cuenta uno de los últimos descubrimientos del FBI: los pedófilos usan ciertos símbolos gráficos y logos que los identifican según sus preferencias por niños o niñas. Los símbolos -que ellos identifican con el eufemismo de "el movimiento de los amantes de los niños"-, que aparecen en anillos, colgantes o tatuajes, incluyen un corazón, un triángulo y una mariposa. Tanto el corazón como el triángulo contienen otra figura igual pero más pequeña adentro, haciendo clara referencia al adulto y al niño.

El triángulo, llamado BLogo, simboliza la atracción hacia los varones menores y lo usan quienes se denominan "BoyLovers".

El corazón, llamado GLogo, simboliza la atracción hacia las niñas y lo usan quienes se denominan "GirlLovers".

La mariposa, formada por dos corazones grandes y dos chicos (rosas y celestes) representan a quienes gustan de los menores de ambos sexos.

Y su orgullo no queda ahí: existen militantes propedofilia que pretenden la derogación de las leyes de edad mínima de consentimiento sexual para eliminar la edad como criterio válido para identificar el abuso infantil. También piden que la Organización Mundial de la Salud deje de considerar a la pedofilia como una enfermedad mental.