martes, 31 de marzo de 2009

'Chacho' y Solita ya no se ocultan La pareja fue vista en repetidas oportunidades. La relación lleva más de dos meses.


'Chacho' y Solita ya no se ocultan La pareja fue vista en repetidas oportunidades. La relación lleva más de dos meses.

La actriz Soledad Silveyra y el ex vicepresidente Carlos “Chacho” Álvarez ya no pueden ocultar su romance. La pareja fue vista en varias oportunidades y, según allegados, llevan una relación de dos meses.

El martes 24, ambos fueron a cenar a Las Cortaderas, en pleno Palermo. Llegaron cerca de las 22 y eligieron sentarse en un box lateral para no ser vistos. Por lo que dijeron en el local gastronómico que queda cerca de la casa de “Chacho”, la pareja ya cenó allí unas tres veces.

Esta historia viene de larga data, cuando hace 20 años tras la pareja se conoció y comenzaron a tener una amistad. Luego de mucho tiempo, volvieron a reencontrarse cuando la producción del programa de Solita, “Un tiempo después”, lo entrevistó.

La cita fue a fines de 2008, en Montevideo, Uruguay, donde el político estaba instalado. Como todo caballero, él la fue a buscar a la terminal de Buquebus para poder realizar el reportaje. Desde ese momento, Silveyra y Álvarez comenzaron a verse con mayor frecuencia hasta llegar a consolidar la relación que hoy mantienen.



Un mes después de es encuentro, Chacho fue internado en terapia intensiva en el Centro Asistencial Casa de Galicia por dolores en el pecho. Luego fue trasladado al hospital Alemán de Buenos Aires, donde le practicaron cinco by-pass.



Después del regreso de Álvarez a Montevideo, los contactos vía teléfono o mails, se intensificaron. Hasta que llegó la fecha clave: el 13 de febrero Solita cumplió 57 años y lo festejó en Uruguay, con Chacho incluido.



Según revela la revista Gente, ella le presentó a sus hijos Baltazar y Facundo -que tuvo con José María Jaramillo-, y él los suyos (Ramiro, María, Dolores y Lucía, de tres matrimonios –con Marta Chojo, Gloria López Lecube y Liliana Chiernajowsky–).



Cuando Álvarez viaja a Buenos Aires, divide sus horas entre Solita y la presidencia del CEPES (Centro de Estudios Políticos, Económicos y Sociales).



El domingo, después de pasar la tarde en el departamento de él –recién llegado de Chile, donde acompañó a Cristina Fernández de Kirchner a una cumbre–, tomaron el té en el Museo Evita. Y se los vio radiantes. Con una nueva apuesta al amor.