miércoles, 18 de marzo de 2009

San Patricio, otra vez incidentes fiesta fotos descontrol alchol y sexo Un joven resultó herido al caer de un poste de luz y un camarógrafo de Améric


San Patricio, otra vez incidentes fiesta fotos descontrol alchol y sexo
Un joven resultó herido al caer de un poste de luz y un camarógrafo de América TV sufrió un corte en la cabeza por un botellazo.
Además, hubo varios detenidos por peleas y personas atendidas por ebriedad.


Un joven de 21 resultó herido al caer de un poste de luz, y varios detenidos por peleas fue el saldo que dejó anoche el festejo de San Patricio, en la zona de pubs el microcentro porteño.



El primer incidente mencionado ocurrió cuando el joven, en avanzado estado de ebriedad, trepó a un poste de luz alentado por sus amigos y la multitud.



Pero cuando intentó pararse en la parte superior, no logró hacer equilibrio y cayó al piso, por lo que fue inmediatamente atendido por personal del SAME y luego trasladado al hospital Argerich, aunque se desconoce su estado.



Por otra parte, hubo también un camarógrafo de América TV herido de un botellazo en la cabeza durante una de las numerosas peleas y corridas que se armó ya bien entrada la madrugada, cuando el alcohol había hecho sus efectos en la multitud.



¿Qué se festeja?



La obra de un misionero llamado Patricius que logró la conversión de Irlanda a la fe cristiana se convirtió, merced a la globalización, en un hecho festejado en el mundo y que esta noche reunió en las calles del centro porteño a miles de personas que se adhirieron a la convocatoria.

Como es costumbre desde hace años, la fiesta por el Día de San Patricio tuvo su epicentro en la intersección de la peatonal Reconquista y Marcelo T.de Alvear donde los asistentes disfrutaron de una noche cálida en compañía de amigos, compañeros de trabajo y hasta ocasionales conocidos con abundante cerveza y algún adorno verde irlandés como marca la tradición.

Sin embargo, por primera vez, la Asociación Argentina Irlandesa de la Capital Federal organizó un desfile de "duendes" música con gaitas y danzas tradicionales que tuvo lugar en horas de la tarde en la zona de Retiro.

"La marcha se hace en todos los países del mundo y entonces porqué no en Argentina", dijo Inés Dean, miembro de la asociación y entusiasta por los resultados de la ceremonia que arrancó en calle Arroyo y Suipacha, (donde estaba la sede de la embajada de Irlanda), hasta Plaza San Martín.

Y agregó: "Esta fue una fiesta sencilla y pequeña pero esperamos que año a año haya una gran convocatoria para evocar al Santo y destacar su gran labor evangelizadora", sostuvo Dean.

Desde que San Patricio venció la creencia de los bárbaros al convertir a la población al cristianismo, fijó símbolos que la tradición ha conservado como por ejemplo el trébol, que representa a la Santísima Trinidad y el color verde ( porque en Irlanda se dice que Dios "riega" el territorio para que todo sea de ese especial color).

Sin embargo, vale aclarar, San Patricio nada imaginó que su festejo estaría ligado a beber cerveza durante muchas horas en lugares publicos como se estila en la actualidad.

Su vida ha sido tomada como arquetipo para muchas generaciones de irlandeses por su valor, su sentido del humor y recordado también por haber dado órdenes de que los taberneros ofrecieran las bebidas más baratas para festejar sus logros.

Quizás fue esa modalidad lo que prendió en sus seguidores que adoptaron la cerveza en distintas partes del mundo por ser una de las bebidas con menor graduación alcóholica y de menor costo.

Los festejos se centraron en la zona donde están instalados los bares temáticos, especialmente sobre la calle Reconquista, recientemente transformada en peatonal.

Por Rojas, Tres Sargentos, Marcelo T. de Alvear y Paraguay entre Leandro N. Alem y San Martín las calles estuvieron cerradas al tránsito y el Ministerio de Justicia y Seguridad, a través de la Dirección de Seguridad Vial (DGSV), montó 12 puestos de control.

"Yo vengo porque aquí hay gente reunida, fiesta, todos los que salen del trabajo al atardecer en el centro vienen y nos quedamos hasta la madrugada. Nos gusta festejar en este lugar", dijo una joven que acostumbra a participar anualmente de la convocatoria aunque muy alejada de los conocimientos sobre los orígenes de la misma.

En general, y de acuerdo a lo expresado por los participantes, el Día de San Patricio es una buena "ocasión" para beber en la calle, conocer gente y disfrutar de "algo distinto".