domingo, 29 de marzo de 2009

Sale la biografía no autorizada de Máxima Zorreguieta en Holanda y Argentina Prometen detalles sobre su intimidad, como por ejemplo: su lucha contra


Sale la biografía no autorizada de Máxima Zorreguieta en Holanda y Argentina Prometen detalles sobre su intimidad, como por ejemplo: su lucha contra los kilitos de más.

Detalles de su "historia de amor", relatos palaciegos y "políticas internas" se entrelazan en una biografía no autorizada de la princesa de Holanda, la argentina Máxima Zorreguieta, que llegará esta semana a librerías europeas y suramericanas.

Los periodistas argentinos Gonzalo Álvarez Guerrero y Soledad Ferrari son los autores de " Máxima, una historia real" que, según afirman los escritores, "la Casa Real holandesa no quiso que se publicara".

"La Máxima de este libro no es la de las revistas. No es la joven aristócrata y moderna, ni la jineta intrépida y aventurera, ni la economista brillante que nos cuenta la versión oficial de la Corona", anticipa un comunicado de la editorial Random House Mondadori, a cargo de la publicación del texto bajo el sello de Sudamericana.

"Aquí encontrará a la verdadera Máxima: la que luchó toda su vida contra la balanza y nunca escondió sus ambiciones. La que, bajo la tutela de su suegra la soberana, aprendió a lucir sus virtudes y a esconder su pasado", sostiene la nota en torno al libro, que será presentado esta semana en Buenos Aires.

El texto, que será comercializado en librerías de Argentina y Holanda, relata la vida escolar de Máxima, sus años de juventud y el inicio de su relación con el príncipe de Holanda, Guillermo Alejandro hasta llegar a su actual vida "de castillo en castillo", entre otros detalles.

Máxima es "la moderna protagonista de una increíble historia de amor, donde no faltan intrigas palaciegas, políticas internas, traiciones, renuncias, sacrificios y una descarnada lucha por el poder", señala el comunicado de la editorial.

"Con su arma más eficiente -la sonrisa que la hizo famosa- y explotando su espontaneidad hasta el límite que permite el protocolo, Máxima logró enamorar al príncipe Willem Alexander, cautivar a la reina Beatrix y convertirse en la mujer más popular de Holanda", relata.