martes, 7 de abril de 2009

La nueva princesa Letizia de cera, menos fotogénica que la de carne y hueso La princesa Letizia y su esposo, el príncipe Felipe, ya disponen de sus nu


La nueva princesa Letizia de cera, menos fotogénica que la de carne y hueso La princesa Letizia y su esposo, el príncipe Felipe, ya disponen de sus nuevas reproducciones en el Museo de Cera de Madrid después de que la rinoplastia de la primera obligara a los responsables de dicha institución a revisar su antigua figura.

Tras la operación, la princesa ha cambiado mucho
"Tras la operación a la que se sometió el pasado verano, la princesa ha cambiado mucho. Sus facciones son muy diferentes, por eso nosotros también vamos a operarla", explicaba el portavoz del museo, Gonzalo Presa, hace seis meses.

La nueva réplica posee una nariz más recta, más pómulos, menos mentón y, sobre todo, unas facciones más marcadas que la anterior. Esto, unido a un maquillaje intenso -párpados azules, labios rojizos- hace que la Doña Letizia de pega no alcance la fotogenia de la de carne y hueso e, incluso, aparente más edad.

La estatua de cera luce un bello vestido del diseñador Hannibal Laguna, que el venezolano ha cedido para la ocasión.

Don Felipe posa a su lado y bajo un repostero con las armas de los Príncipes de Asturias.

Las réplicas de ambos ya están visibles en una de las salas del museo desde este lunes.