domingo, 1 de marzo de 2009

Brasil: el carnaval se despidió con desfile gay Los homosexuales salieron a la calle. El colorido, entre plumas y brillos. El jurado eligió a su escol

Brasil: el carnaval se despidió con desfile gay Los homosexuales salieron a la calle. El colorido, entre plumas y brillos. El jurado eligió a su escola ganadora del 2009. Ver video.

El carnaval de Brasil es intenso, lleno de color y brillo, pero dura poco. Rio de Janeiro lo despidió con un desfile gay en las calles, que se llenaron de terciopelo y medias de red.

Homosexuales, travestis y transexuales se movieron al ritmo de la música carioca, desplegaron su alegría sobre los tacones ante el multitudinario público que año tras año se congrega en la ciudad.

La celebérrima playa brasileña de Ipanema se llenó el pasado martes de indios emplumados y policías, protagonistas de la alocada fiesta de la popular y cuarentona Banda de Ipanema, que en los últimos años se ha convertido en un oficioso desfile del orgullo gay.

Fundada en 1965, la Banda de Ipanema es uno de los más tradicionales 'blocos', pequeñas bandas de percusionistas que recorren las calles de Río al margen de los grandes desfiles de las escuelas de samba.

Las normas, el aforo limitado y el alto precio del Sambódromo ha hecho crecer estos 'blocos', que sólo exigen ganas de fiesta para participar.

Armados con sus instrumentos y uniformados con coloristas disfraces, los integrantes de esta comparsa invaden todos los años, en tacones, el tranvía que sube por las empinadas cuestas del bohemio barrio de Santa Teresa, mientras la gente se agolpa junto a las vías para desatar su alegría.

LA ESCOLA GANADORA

Los últimos desfiles de las escolas de samba de Río de Janeiro terminaron con una explosión de música y color, apenas resentidos por las limitaciones financieras del Carnaval 2009.

Considerado por los brasileños y por libros de récords como "el mayor espectáculo al aire libre del mundo", los desfiles del Grupo Especial de Río, en efecto exhiben cifras astronómicas, reveló Efe.

En total, en las dos noches unos 48.000 ejecutantes, más de 4.000 en cada una de las 12 escuelas, atravesaron los 700 metros de la avenida Marqués de Sapucaí, el "Sambódromo de Río", para contar y escenificar un argumento ante un público de unas 70.000 personas.

La escola Salgueiro fue elegida por el jurado como la ganadora del Carnaval 2009 por su espectáculo centrado en el tema de los tambores. Mangueira se llevó un premio por su samba y Vila Isabel por la actuación de sus abanderados.

Cada uno de los 12 desfiles costó este año el equivalente a unos 3,5 millones de dólares. La función de cada grupo duró 82 minutos, tiempo máximo de cada escuela para recorrer la pista.