miércoles, 18 de febrero de 2009

Lanzaron un plan canje de juguetes sexuales Al plan del gobierno alemán de Angela Merkel para impulsar a la alicaída industria automotriz,


Lanzaron un plan canje de juguetes sexuales Al plan del gobierno alemán de Angela Merkel para impulsar a la alicaída industria automotriz, otorgando un cheque de hasta 2500 euros a quienes entreguen sus autos viejos y compren uno nuevo ecológico, se sumó una empresa austríaca de venta on line de juguetes sexuales.

La firma, inspirada en el plan del gobierno y adaptando esa idea a su sector, presentó una promoción para canjear viejos vibradores por nuevos, con interesantes descuentos, según una nota publicada por el diario El cronista Comercial.

“Nuestra iniciativa debe reanimar la economía doméstica; en tiempos de crisis, necesitamos buen humor en nuestros dormitorios”, comentó Thomas Schwabe, gerente del grupo austríaco Schwabe, que vende por Internet juguetes eróticos y ropa interior sexy.

Se estima que ocho millones de alemanes tienen vibradores en sus casas, pero no todos son nuevos. “El cambio de aparatos tiene también ventajas saludables”, dijo Schwabe.

Muchos de los antiguos vibradores fueron fabricados con PVC, con un componente plastificador tóxico, que luego fue prohibido incluso también para los juguetes para chicos.

“En los 80 se hacían vibradores con materiales tóxicos, hasta que salieron los de silicona, no tóxicos, más higiénicos y fáciles de limpiar, ya que su superficie no es porosa”, explica Ana Ottone, dueña la firma argentina Sophie Jones, que comercializa estos productos.

Los viejos productos son eliminados, ya que no pueden ser reutilizados ni reciclados.

La firma austríaca comenta que seguramente se reducirá su margen de ganancia por esta iniciativa, pero que espera de esta manera que la comercialización de vibradores vuelva a crecer.

Según Schwabe, en estos tiempos de crisis más gente suele quedarse en sus casas por la escasez de dinero y, por ello, buscan divertirse más en pareja o solos dentro del hogar.

Para hacer el canje, que ofrece hasta 40 euros de descuento en el nuevo producto, sólo se debe llenar un formulario de desguace por Internet; luego se envía por correo el viejo aparato y, como respuesta, se obtiene uno nuevo.

La innovadora idea de este empresario austríaco tuvo una importante repercusión en los medios europeos, que se hicieron eco y la difundieron, generando así una gran promoción del novedoso plan canje, que podría rendirle jugosas ventas.

“Es una excelente idea de marketing para difundir los productos y que la gente sepa que puede tener su vibrador. Hace unos años, David Beckham le regaló a su mujer un vibrador de platino y diamantes que costaba u$s 2 millones, lo cual llamó mucho la atención por su excentricidad”, comentó Gustavo Vidal, gerente de la cadena argentina y tienda virtual de sex shops Extasy.

La iniciativa austríaca podría ser adaptada al mercado local, bastante más chico que el alemán, pero cuya extensión se desconoce. Inspirada en su colega europeo, la empresa Extasy comenzó a idear la forma para aplicar una promoción similar en el país, con descuentos de 20% y 30%.