miércoles, 11 de febrero de 2009

Divididos graba un nuevo disco La "aplanadora del rock" ya ingresó a los estudios para producir las bases de 12 nuevas canciones que integrarán el tra


Divididos graba un nuevo disco La "aplanadora del rock" ya ingresó a los estudios para producir las bases de 12 nuevas canciones que integrarán el trabajo. El último CD grabado en estudio fue "Vengo del placard del otro" del año 2002.

El trío rockero Divididos pondrá fin a una sequía de más de seis años sin editar material nuevo, ya que ingresó a estudios para grabar un nuevo cd.

El terceto integrado por el cantante y guitarrista Ricardo Mollo, el bajista Diego Arnedo y el baetrista Catriel Ciavarella anunció en su página web el ingreso a su sala de ensayo La Calandria, ubicada en Parque Leloir para grabar nuevas canciones.

Al parecer, el conjunto grabará las bases de 12 nuevas canciones de las cuales sólo se conocen dos: "Hombres" y "Buscándote", que tocaron en algunos recitales de los últimos meses.

La banda prometió tener al tanto a los fans de la marcha del proceso y de los nombres de las nuevas canciones a través de su página web.

El último disco de estudio de Divididos es "Vengo del placard del otro" de 2002 y en él tocaba Jorge Araujo como baterista, lugar que dejó en 2004 por desavenencias con Arnedo.

Ese mismo año, Divididos anunció la incorporación de Ciavarella, que tocaba en MAM el grupo de Omar Mollo -hermano de Ricardo- como baterista.

Luego de un par de años de conciertos encima, Ciavarella sufrió la fractura de su mano en un partido de fútbol y eso enojó a Mollo y Araujo, que anunciaron la novelesca búsqueda de un nuevo percusionista.

Desde su página web, Divididos llamó a bateristas de todo el país a enviar su VHS, mientras Mollo y Arnedo charlaban con figuras como Martín Carrizo y Andrea Alvarez, entre otros.

De aquella búsqueda a través de ensayos quedaron cinco bateristas, aunque la banda seguía contando con Ciavarella como miembro estable.

Finalmente, la novela llegó a su fin, Catriel se quedó con el puesto, y Mollo y Arnedo se pusieron a trabajar en el armado del material nuevo, largamente esperado.