miércoles, 11 de febrero de 2009

La nueva estrella pop Rihanna internada: no fue a los Grammy porque su novio le dio una paliza


La nueva estrella pop Rihanna internada: no fue a los Grammy porque su novio le dio una paliza
terminó en el hospital y su pareja fue detenida por agresión. Vive la misma situación que la recordada intérprete de “I will always love you”, protagonista de El Guardaespaldas, junto a Kevin Costner.
Rihanna es una de las nuevas estrellas del pop. La joven cantante se ubica primera en los rankings gracias a su espléndida voz en las canciones que se han convertido en hits.

Curiosamente, llamó la atención que la morena no estuviera en la entrega de los premios Grammy y ahora se sabe el motivo: pasó la noche hospitalizada por una paliza propinada por su novio.

El hecho recuerda al vivido por la cantante Whitney Houston, intérprete de “I will always love you” (melodía de El Guardaespaldas, film que protagonizó junto a Kevin Costner), quien en más de una ocasión había terminado denunciando a su pareja en la policía por golpiza y además había tenido varios problemas con las drogas.

Lo cierto es que Rihanna está de novia con el rapero Chris Brown, quien terminó detenido por agresión. La noche del Grammy, el cantante estuvo en la comisaría declarando por la denuncia de la morena.

Sólo 90 minutos antes de que empezara la gala de los premios, en la que Chris y Rihanna tenían previsto sendas actuaciones y estaban en la lista de lo nominados, la Policía hizo público un comunicado en el que informaba de la detención del rapero por una presunta agresión.

De los hechos sólo trascendió que el cantante iba a enfrentarse a una multa de 50.000 dólares (38.280 euros) mientras que la identidad de la mujer se desconocía. Sin embargo, poco después empezaron a desatarse los rumores en torno a la posibilidad de que la víctima fuera su novia Rihanna.

Según testigos presenciales, la pareja ya pasó la gala previa a los Grammy insultándose y dirigiéndose improperios públicamente, lo que posiblemente derivó en la fuerte discusión que algunos pudieron observar en el interior del coche de Brown en las horas previas a la ceremonia oficial.

Aunque la representante de la cantante, mundialmente conocida por sus éxitos “Umbrella” y “Don’t stop the music”, aseguró que se encontraba en buen estado de salud, lo cierto es que Rihanna, de 20 años de edad, habría pasado la noche hospitalizada.

El diario Los Angeles Times, que cita a agentes policiales y otras fuentes que no ha querido identificar, asegura que la persona que informó a la Policía de que Brown, de 19 años, la había agredido era Robyn Rihanna Fenty, nombre completo de la artista. Los agentes la encontraron con contusiones en cara, brazos, manos y marcas de mordiscos y la nariz sangrando. La chica salió del hospital Cedars-Sinai en la noche del lunes, pero abandonó las instalaciones por la puerta trasera, para evitar a la nube de fotógrafos que esperaba en la entrada principal.

El juicio por estos hechos se fijó para el próximo 5 de marzo, y Chris ya ha sufrido las primeras consecuencias de esta pésima publicidad: la cancelación de uno de sus contratos publicitarios con la marca de chicles Wrigley.

Por su parte, Rihanna está colaborando con las autoridades en este caso de violencia doméstica, suspendió este martes un concierto programado en Malasia y canceló su fiesta de cumpleaños número 21 que debía celebrarse en Nueva York.