lunes, 16 de febrero de 2009

Agredieron a Cumbio y se armó una feroz guerra entre floggers se convirtieron en blanco de ataques.escalinatas del shopping del Abasto


Agredieron a Cumbio y se armó una feroz guerra entre floggers se convirtieron en blanco de ataques.escalinatas del shopping del Abasto

Un grupo de jóvenes "floggers" se tomó ayer a golpes de puño con un presunto agresor de su líder Cumbio en las escalinatas del shopping del Abasto, punto habitual de encuentro de esta tribu urbana, que se vio involucrada en un nuevo episodio de violencia.

Al menos una decena de chicos aplicaron puñetazos y patadas a otro muchacho que al parecer había tratado de golpear a Agustina Vivero, más conocida como Cumbio, luego de haberla increpado, según dijeron fuentes policiales.

En los últimos tiempos los "floggers" se convirtieron en blanco de ataques de parte de integrantes de otras tribus urbanas y en varios sitios de internet se incita a la violencia contra ellos y en especial su líder Cumbio.

El incidente no pasó a mayores por una rápida intervención de efectivos policiales que se encontraban apostados en el lugar de manera preventiva.

La pelea duró unos pocos minutos en uno de los accesos al importante centro comercial de la zona porteña de Abasto, ante la atónita mirada de algunos transeúntes.

Cumbio se convirtió en la principal referente de este grupo al tener uno de los "fotologs" más visitados del país y tras desfilar por distintos programas televisivos para difundir la cultura de esta tribu.

Este hecho es similar al que sufrió a fines de enero el joven Marco Colom, de 14 años, más conocido como el "Principito flogger", el otro ícono de este movimiento urbano.

Colom fue agredido en un local de San Bernardo por una patota de unos 20 chicos de entre 17 y 19 años, aunque la golpiza no llegó a mayores por la intervención del dueño del negocio, que intervino y lo sacó fuera del lugar.

De todas formas, a comienzos de este año, la violencia contra esta tribu se cobró dos víctimas fatales, una de 20 años en Mendoza y la otra de 16 en Córdoba.

El joven mendocino, identificado como Jonathan Ocaña, fue asesinado de un balazo por un desconocido que se le acercó cuando estaba junto a un amigo, comenzó a insultarlos y luego disparó contra ambos, por causas que aún se investigan.

Según testimonios con los que cuenta la Policía local, el autor del crimen les gritó a los dos jóvenes antes de disparar, en una zona de galpones del ferrocarril, en Rodeo de la Cruz, departamento de Guaymallén: "Ustedes son floggers, salgan de allí".

En tanto, el otro trágico episodio se produjo a la salida de una discoteca de Las Tapias, a unos 200 kilómetros de la capital cordobesa, donde un grupo de personas le dio una feroz golpiza a Guillermo Joel Cáceres, que murió como consecuencia de las heridas graves que recibió.

Estos hechos de violencia se vienen reiterando desde hace tiempo e incluso grupos sociales antagónicos llaman a "matar" a los "floggers" en conocidas páginas web.

En sitios de chateo o de redes sociales, como el renombrado Facebook, es normal encontrar mensajes con agravios, repudios y hasta amenazas de muertes hacia este movimiento, a quienes se discrimina por su aspecto estereotipado, su forma de vestir y, sobre todo, el corte de pelo que utilizan.

"Muerte a los Flogger", "Haga patria, mate un Flogger" o "Le ruego a dios que mi hijo no sea floguer (sic)", son apenas tres sitios de internet, incluidos en el portal de Facebook, en los que usuarios manifiestan su peligrosa aversión.