martes, 5 de mayo de 2009

Sandra Manrique Tang FOTOS SEX de la hermosa que estuvo en video match

De padre chileno y madre china, esta argentina empezó a modelar a los 14 años, cuando brilló como magnífica Esta es una 'china' rara. Ying Sandra Manrique Tang (22) es argentina, nació en Posadas Misiones, de padre chileno y madre china. A sus 14 años debutó en el mundo del modelaje nada menos que en el Show de las Magníficas, y desde entonces no paró. - ¿Qué has heredado de tus padres? - Del lado chino, creo que nada, quizá un poco los ojos aunque son almendrados, una mezcla de los de mi madre y mi padre, según lo que me han dicho. Heredé el ser renegona y celosa de mi mamá. No conocí a mi papá, murió cuando tenía meses de nacida. Pero dicen que soy hospitalaria, amiguera e invitadora como él. ¡Ah!, también tengo el espíritu artístico de mi abuela, era actriz. - ¿Y qué hubieses querido tener de ellos? - De mi padre no sé, pero sí deseo la fortaleza de mi madre y su pasión por el trabajo. - Siendo los chinos tan recatados, en tu familia, ¿tuviste alguna vez problemas por posar muy descubierta? - Con mis tíos sí, pero no con mi madre y hermanos; incluso con mi abuelito le agrada; habrá sido estricto en su época, pero poco a poco él ha visto que las cosas no son igual que antes, que todo ha cambiado. - Sabemos que ayudás en la atención de un restaurante de tu familia, eso significa que no sos alzada... - ¿Por qué? Siempre le ayudo a mi madre cuando tiene trabajo; sobre todo los domingos y cuando hay mucha gente. Nunca he sido una chica alzada, no tengo por qué serlo. - ¿Alguna vez algún cliente se ha dado cuenta de que quien lo atiende es una Magnífica? - Muchas veces. Hay gente que me dice que me vio en los periódicos y que sabían que yo trabajaba allí (risas). He sido felicitada. - ¿Vos sabés cocinar comida china? - Lo más sencillo: sé hacer guantón en rollitos, chicharrón de pollo, cerdo agridulce y arroz chino. - ¿Cómo hacés para mantener la silueta? Obviamente no comés lo que vendés... - Sí como, pero no mucho, lo normal; como platos nacionales y también pastas y cualquiera afuera. ¿Ejercicios? Sólo hago en época de las Magníficas. - A propósito, en el último show tuviste una participación destacada, ¿qué le pasó a la 'china'? - (Risas) No sé, ¡ni yo la creía! Sinceramente, tuve problemas con algunos vestuarios y creía que lo estaba haciendo mal, pero traté de hacer que no se note y creo que lo conseguí siendo un poquito sexy. - ¿Hasta cuándo vas a seguir en el modelaje? - Hasta cuando Dios lo quiera. Puede que el día que me case lo deje.