domingo, 8 de febrero de 2009

Tom Cruise está en apuros con sus fans brasileros parece que los confundió con argentinos Todo era tan lindo que, por la ley de Murphy, algo tenía que


Tom Cruise está en apuros con sus fans brasileros parece que los confundió con argentinos
Todo era tan lindo que, por la ley de Murphy, algo tenía que arruinarlo. Rompiendo con la vieja estructura que limita las promociones cinematográficas a las grandes metropolis del norte, Tom Cruise desembarcó con toda su familia en Brasil para presentar su nuevapelícula Valkiria.

Los flashes no se hicieron esperar y los poco entrenados paparazzis del país vecino lustraron las lentes para poder deleitarse con el material fotográfico que les obsequió la familia en las playas. Sin embargo, algunos detalles del actor hicieron irritar a gran parte de la población brasileña. “Hola” y “Gracias” fueron algunas de las palabras en español que deslizó el desinformado actor en la conferencia de prensa y, aunque esperó la respuesta cálida de la prensa, sólo recibió un frío resquemor.

Todos olvidaron el desdichado comentario y prosiguieron con la Cruisemanía. La pequeña Suri corriendo por los centros comerciales, Katie Holmes sonriendo para los fotógrafos y el propio Tom demostrando su afecto hacia los fans. Todo era perfecto hasta que Cruise volvió a abrir su boca y metió la pata.

“La verdad es que me encantaría bailar un tango”, deslizó confiado el protagonista de Misión Imposible. Las declaraciones fueron publicadas por la revista Cuore y trascendieron en todos los medios. Después de todo, la eterna rivalidad entre Argentina y Brasil hicieron más desafortunado el error del actor.

Según sostuvieron sus voceros, Tom padece de dislexia y es por eso que tiene grandes problemas para poder acatar los guiones que recibe cuando llega a un país que desconoce. El tiempo dirá si los hermanos brasileros olvidan el incidente.