domingo, 12 de julio de 2009

Demanda a su jefe por obligarla a quedarse viendo un "strip tease" ACoso sexual laboral



Demanda a su jefe por obligarla a quedarse viendo un "strip tease" ACoso sexual laboral La mujer estuvo horas intentando dejar el bar, donde además la acosaba un cliente borracho, pero su jefe la obligó a quedarse.
Ahora exige una indemnización de 240 mil dólares.


Una mujer demandó a sus ex empleadores porque su jefe la obligó a presenciar un baile erótico para ganarse a dos clientes. Al parecer, los cuatro habían salido en una cena de negocios que terminó en un bar de strippers.



Rachel Kelly, una inglesa de 38 años que trabajaba como reclutadora en una empresa, demandó a sus antiguos empleadores después de que tuviera que renunciar tras una cena de negocios que terminó en un bar de strippers.



La idea original era comer en el restaurante londinense Oxo Tower, pero después su jefe le dijo que era "inaceptable" que se fuera a su casa, y terminó la noche siendo acosada por uno de los clientes, que estaba borracho.



Según el relato de Kelly, publicado por el sitio británico The Sun, su jefe, Danny Whelan, la obligó a ir al club Spearmint Rhino, en Londres, acompañados por dos clientes que estaban intentando seducir -pero a nivel laboral.



Al llegar al club, Whelan le dejó en claro que tendría que presenciar un show erótico privado junto a él, y momentos más tarde, cuando quiso dejar en bar, uno de los clientes le agarró la cola cuando intentaba subirse a un taxi.



Después de semejante noche, Kelly hizo una queja formal a sus superiores en la consultora IDPP, pero no obtuvo respuesta alguna. La mujer renunció en octubre y ahora demandó a la empresa y a Whelan por acoso sexual, victimización y renuncia obligada a sus ex empleadores, por lo que podría recibir hasta 175 mil libras esterlinas, unos 283 mil dólares.