lunes, 20 de julio de 2009

Donatella Versace"Entrar al quirófano se convirtió en una gran adicción", confiesa La diseñadora habló sobre su temor a la vejez y su pánico a las ar


Donatella Versace"Entrar al quirófano se convirtió en una gran adicción", confiesa La diseñadora habló sobre su temor a la vejez y su pánico a las arrugas. Todo lo que hizo para sentirse más joven.
57 comentariosVer comentarios
La diseñadora y dueña del imperio que lleva su nombre, Donatella Versace, decidió explicar el motivo por el cual convirtió su rostro en una especie de caricatura.

“Siento pánico a las arrugas”, expresó la diseñadora de 53 años, que desde 1997 se viene haciendo “retoques” para mejorar su estética, informa la revista Caras.

Rodeada de glamour, modelos jóvenes y nuevas tendencias, Donatella reveló que es capaz de hacer lo que sea para verse mejor, a pesar de que la gran cantidad de cirugías le termine jugando una mala pasada.

El problema es que entrar al quirófano ya se convirtió en una adicción. La diseñadora confesó tener obsesión por las cirugías estéticas y destacó que siente un profundo temor a la vejez.

Esta mujer se hizo de todo: lifting para estirar su cara, se aplicó siliconas en los labios para agrandarlos y se dio varias inyecciones de botox.

A pesar de tanto esfuerzo por verse mejor, Donatella hoy siente que no se reconoce al mirarse al espejo.