jueves, 16 de julio de 2009

Informe de un adolescente sobre Internet fascina a los inversores Boom" en la City londinense. Un joven de 15 años fue "contratado" por Morgan Sta


Informe de un adolescente sobre Internet fascina a los inversores Boom" en la City londinense.
Un joven de 15 años fue "contratado" por Morgan Stanley para contar cómo "consumen" medios sus amigos.
"Boom" en la City londinense.

El informe de un quinceañero británico llamado Matthew Robson sobre el uso que hacen los adolescentes de los medios sorprendió por la agudeza de sus análisis a la City de Londres. Los analistas de la firma de inversiones Morgan Stanley, que pidieron al escolar londinense que describiese los hábitos de sus amigos en lo que se refiere a "consumo" de medios de comunicación, decidieron publicar el estudio dada la calidad de la información proporcionada, según informó el diario Financial Times.

"Docenas de gerentes de fondos y varios directores de empresas nos han estado llamando o enviando mensajes todo el día", admitió al diario Edward Hill-Wood, un analista de medios de Morgan Stanley, quien reconoció, sin embargo, que no podía garantizar el rigor estadístico del informe. Según el joven, los adolescentes que conoce no utilizan "Twitter" porque actualizar el servicio en los móviles cuesta dinero y porque "se dan cuenta además de que nadie puede ver allí sus perfiles".

Los jóvenes tampoco parecen encontrar tiempo para la televisión y prefieren escuchar música sin interrupciones de anuncios en portales de internet, como last.fm, a sintonizar las emisoras de radio tradicionales. Incluso en internet, los anuncios molestan a los adolescentes, explica Robson en su informe.

Él y sus amigos emplean su tiempo y su dinero sobre todo en el cine, en conciertos y en consolas de videojuegos, que son además un instrumento más atractivo para interactuar con sus amigos. Robson tiene además malas noticias para los editores de periódicos: según él, ningún adolescente se molesta en leer habitualmente un periódico. Ningún joven se siente capaz de leer "páginas y páginas de texto" y prefieren ver los sumarios de las noticias en internet o en la televisión.