lunes, 20 de julio de 2009

Máxima se fotografía con su familia para que no la molesten en vacaciones descansarán en la playa holandesa de Meijendel. Máxima Zorreguieta y su mar


Máxima se fotografía con su familia para que no la molesten en vacaciones descansarán en la playa holandesa de Meijendel. Máxima Zorreguieta y su marido, el príncipe Guillermo de Holanda, realizaron la tradicional sesión fotográfica con sus hijas Amalia, Alexia y Ariane, a condición de no ser molestados durante el resto de sus vacaciones.



Las pequeñas, idénticas vestidas, con vaqueros y una blusa blanca, ya se acosntumbraron a los flashes de las cámaras, sobre todo la más pequeña, Ariane, que no paró de saludar con la mano a los periodistas.



Las dos hijas mayores terminaron las clases el 13 de julio y no deberán reincorporarse a la escuela hasta el próximo 24 de agosto.



Guillermo confesó que Alexia -quien empezó las clases en junio pasado- "se enfadó mucho porque no había más clases y preguntó cuándo empezaban de nuevo".



La familia real eligió la playa holandesa de Meijendel. "Este es un sitio que frecuentamos", dijo el príncipe Guillermo. "Es la playa que nos queda más cerca de casa por lo que venimos regularmente con la bici".